EL OTRO MUNDIAL

“Como es habitual en estas fechas pre-veraniegas cada cuatro años, el mundo entero se prepara para uno de los acontecimientos por excelencia del mundo del deporte: el Campeonato Mundial de Fútbol de la FIFA.”

Mundial de Fútbol Rusia 2018

Un evento que durante aproximadamente un mes, será el foco de atención en todos los países del planeta y tendrá frente al televisor al aficionado, (y no tan aficionado) de una manera casi religiosa durante varias horas al día. Pero por detrás de un Campeonato de esta magnitud, hay unos datos superlativos de los que poco se sabe. Son el otro Mundial, el de los números, el de las cifras, el de los registros.

Mundial de Fútbol Rusia 2018

Según la Federación Internacional de Futbol, la FIFA, el número de telespectadores de la pasada edición, celebrada en Brasil en el año 2.014, ascendió por encima de los 3.000 millones, de los cuales prácticamente 1.000 se concentraron únicamente en la Final. Comoquiera que las tecnologías no paran de evolucionar y llegar cada día a más personas, es muy sencillo pensar que estas cifras van a ser superadas en esta edición de 2.018, a celebrar en Rusia. Hoy en día se pueden seguir las retransmisiones desde prácticamente cualquier dispositivo, en casa y fuera de casa, de modo que existen más facilidades para poder seguir los encuentros, con lo que lógicamente estas cifras irán en aumento Las previsiones hablan de cerca de 3.500 millones de telespectadores.

Pero no solo está previsto pulverizar la cifra de ojos pegados al televisor (o tablet, o Smartphone, etc…). El Mundial de Rusia será, en cifras globales, el más caro de la historia. El presupuesto previsto para su organización es de 14.200 millones de dólares, y eso sin contar con que sus primeras previsiones apuntaban a números aún más desorbitados que rondaban los 20.000 millones. La crisis de 2.015 en el país organizador y sus problemas económicos obligaron a reducirlo a casi la mitad, aunque en el último año se produjo una recuperación que logró incrementarlo de nuevo hasta las mencionadas cifras. La propia nación de Rusia ha asumido más de la mitad del coste organizativo. Las regiones que tengan presencia como sedes del evento también han contribuido económicamente, dedicando parte de sus presupuestos a tal efecto. Así pues, de estas cantidades, cerca de 6.000 millones se han destinado a partidas para infraestructuras de comunicación y transporte, unos 3.500 millones han sido dirigidos a la construcción de los diferentes estadios, y cerca de 700 millones es la cantidad dedicada a la construcción y mejora de las instalaciones hoteleras y restauración. Obviamente, la esperanza de Rusia es que el impacto que tiene un Campeonato de estas características repercuta de tal manera que el balance final sea positivo. Y es que estamos hablando del 1% del PIB del país de los últimos cinco años. Y Rusia no es precisamente un país pequeño.

Otro aspecto a destacar en el Mundial de Rusia 2.018, y que también supondrá un nuevo record, es el montante destinado a premios y a ayudas a la preparación de las diferentes selecciones. La dotación económica a tal efecto se ha disparado hasta cerca de los 800 millones de dólares. Es casi el doble que la del Mundial de 2.010 en Sudáfrica, y cerca de un 40 % más que la destinada en Brasil en 2.014. A grandes rasgos, el reparto es más o menos el siguiente: 38 millones para la selección campeona y 28 millones para los subcampeones. Para la tercera y cuarta posición el premio será respectivamente de 24 y 22 millones. Y luego tenemos otros 16 millones de dólares destinados para cada una de las selecciones que alcancen los Cuartos de Final. Los países que queden entre los puestos noveno y decimosexto percibirán 12 millones cada uno, y los países que no superen la primera fase y queden apeados del campeonato tras los cruces de su grupo, percibirán 8 millones cada uno. Pero aquí no termina este reparto, puesto que además de estas dotaciones en forma de premio, cada selección recibe 1 millón y medio de dólares para cubrir los gastos de preparación y transportes, y que son abonados previamente al inicio de la competición. En resumen, que todos los equipos tienen asegurados al menos 9,5 millones de dólares por la participación en esta Copa del Mundo.

En lo que respecta a otros datos ajenos a las cifras económicas, como por ejemplo la asistencia en los estadios durante este campeonato, aun no hay muchos datos sobre previsiones, si bien éstas parecen optimistas. En principio Rusia es un país con menor tradición futbolística que Brasil, por lo que sería lógico pensar que en este sentido quizá no conseguiría llegar a sus números. Aun así, se trata de un país de gran tradición, y que alberga a un buen número de clubes históricos. A su favor cuenta con encontrarse situada en Europa, que sin duda atraerá a más aficionados del viejo continente, que además son mayoría en número de países participantes. Sin embargo, y con sorpresa, se ha observado que se han vendido muchísimas entradas en los Estados Unidos, a pesar que no lograron clasificarse, así como en muchos países latinoamericanos. De este modo, la cifra a superar se sitúa en los 3.429.873 espectadores del Mundial de Brasil de 2.014, con una media de asistencia a los estadios de 53.592 espectadores. Aunque no es esta la mayor asistencia del torneo, ya que la misma se produjo en el Mundial de Estados Unidos de 1.994, en que con un total de 3.568.567 espectadores y una media de 68.626, en la que hasta ahora es la mayor afluencia de público registrada en la historia de los Campeonatos del Mundo. Eso sí, ya queda algo lejana en el tiempo.

En cuanto a otros números, empezamos hablando de la capacidad de los estadios. El de mayor aforo se encuentra en Moscú, con 81.000 espectadores, y los de menor capacidad están en Ekaterimburgo y Kaliningrado, ambos con 35.000 espectadores. Serán doce estadios en las once sedes designadas, en las que podremos disfrutar de 64 partidos, con 5.760 minutos de juego a los que habrá que añadir posibles prorrogas y tandas de penalti. El número de países participantes será por primera vez de 32, lo que implica que tendremos a los 732 mejores futbolistas de cada país clasificado. Por continentes, Europa lidera el ranking con 14 selecciones. Tras ella, América con 8, Asia con 6, África con 3 y Oceanía con uno, completan el cuadro. Todo ello en la mayor fiesta del futbol, en un país de 146 millones de habitantes, con una extensión de 17 millones de kilómetros cuadrados, y en el que se hablan más de cien lenguas.

Ahora toca sentarse y disfrutar. Animo a nuestra selección y que gane el mejor!!!