Autónomo

“Tras una década en la que la recesión económica y la crisis empresarial han sido las principales protagonistas en España, mermando las finanzas del país de un modo alarmante, y debilitando casi hasta el ahogo a la economía familiar, el siguiente efecto fue, inevitablemente, la destrucción de empleo.”

Requisitos para el autónomo - Emprender

Todo lo que necesita saber para emprender

Durante los primeros años de la mencionada crisis, se superaron de un modo absolutamente monumental todos los registros negativos de desempleo y paro. Trabajadores de toda índole, formación, sector profesional y clase social, se encontraron, casi de la noche a la mañana, en la más absoluta desocupación.

Muchos de ellos, cansados de esperar esa oferta de empleo que nunca aparece, o esa entrevista que nunca ocurre, viendo como se iban agotando los plazos de las subvenciones por desempleo, y ante un panorama más que incierto, optaron por una salida que antes quizá nunca hubieran considerado: emprender. Y para ello, convertirse en autónomo era el primer paso a seguir.

Se entiende por autónomo como aquel trabajador que realiza una actividad laboral o comercial por su propia cuenta, de un modo independiente, y con fines lucrativos. En definitiva, que realiza personalmente un trabajo de un modo habitual, continuado y regular, y que percibe por ello unos emolumentos en función del trabajo o trabajos realizados. A mayor volumen de trabajo, mayor será la remuneración obtenida.

Requisitos para convertirse en autónomo

Pero convertirse en autónomo requiere de unos requisitos. Los primeros pasos nunca son sencillos en ningún ámbito de la vida, así que en este caso no iba a ser menos y consecuentemente, es imprescindible realizar previamente ciertos trámites y gestiones que nos pueden ocupar tiempo y conllevar un coste económico. Todo ello dependerá del tipo de actividad que se pretende realizar, y de sus características, si precisaremos de un local donde ejercer, si nuestra labor se realiza a domicilio, si contaremos con empleados….en cada caso tendremos necesidades diferentes, si bien al menos los papeleos iniciales suelen ser comunes.

Dónde darse de alta como autónomo?

En primer lugar el trabajador debe dirigirse a la Agencia Tributaria y darse de alta en el Impuesto de Actividades Económicas (IAE), donde a través de un epígrafe se clasifica su actividad, y posteriormente su correspondiente tasa, la cual que tendrá que cumplir como gravamen.
El siguiente paso también ha de realizarse en la Agencia Tributaria, se trata de un Alta Censal, en la cual se opta por el régimen fiscal correspondiente, aparte de inscribir en un documento modelo (llamado 036) los datos personales del trabajador, la actividad a realizar o en su caso, los datos empresariales. Tras esto, y antes de un mes, el trabajador ha de dirigirse a la Tesorería de la Seguridad Social, donde deberá inscribirse como Afiliado en el Régimen Especial de Autónomos. Para ello debe aportar la documentación presentada en la Agencia Tributaria, y cumplimentar el correspondiente modelo para llevar a cabo su afiliación.

Por último, y sólo en el caso de que la actividad requiera de un local o espacio comercial, se deberán presentar ante el Ayuntamiento correspondiente los proyectos de reforma e instalaciones, solicitar la pertinente licencia para el mismo, así como la licencia para ejercer dicha actividad.

Estos serían, a grandes rasgos, los primeros pasos imprescindibles para comenzar a trabajar como autónomo. A raíz de todo lo detallado anteriormente, es fácil deducir que todo lo que pueda suponer una ayuda o pueda facilitar la labor de un autónomo siempre va a ser bienvenido. Una de esas soluciones o herramientas que podemos poner a disposición de los trabajadores autónomos es nuestro servicio de domiciliaciones u oficina virtual, que, dependiendo del nivel contratado, permitirá disponer de un domicilio social y fiscal, un lugar donde recibir correspondencia, un lugar en el que trabajar de forma eventual o discontinua en casos de necesidad, disfrutar de un servicio de atención telefónica, y en definitiva, contar con una imagen empresarial a costes verdaderamente reducidos. Y por supuesto, siempre tenemos a disposición de los trabajadores autónomos nuestros servicios de asesoría para el caso es que no puedan ocuparse de los tramites y papeleos, y desean que nos ocupemos de los mismos.

No lo pienses!! EMPRENDE!!